El ser humano tiene la tendencia natural de asemejar todo lo que le rodea a su propia estructura como ser vivo y los ordenadores no son una excepción. Por ello, cada una de las partes de un ordenador se asemeja de manera casi simétrica a las partes del cuerpo humano e intentan incidir de manera directa en nuestros sentidos. Para entender esto, que para muchos puede resultar algo difícil de asimilar pongamos un ejemplo de las partes del cuerpo humano comparadas con las partes de un ordenador. Con esta similitud podemos decir que la “Placa Base”, de la que va a tratar este artículo, es el cuerpo sobre el que se apoyan el resto de elementos, de manera que la CPU es el cerebro, la memoria RAM el corazón y los pulmones, la Memoria del Sistema y el BIOS el esqueleto, los Buses de datos las venas y arterías y el resto de elementos como puertos, conectores USB o DVD-Roms, los conectores o sentidos que lo unen al exterior. Cuando el ordenador está durmiendo existe una pila que le da soporte vital y que si se detiene, el ordenador tiene que volver a nacer.

Comparación en el funcionamiento de una placa base y el cuerpo humano

Por lo tanto, la calidad de un ordenador va directamente ligada a la calidad de los componentes de la placa base. Hay multitud de casos en los que los ordenadores tienen CPUs de gran potencia y que no funcionan a todo su rendimiento porque la placa base es de baja calidad o con características que no dejan desarrollar todo el potencial de la CPU. Imaginemos una carrera, donde un grupo de competidores se disputan llegar primero. Suponiendo que todos los participantes desean llegar primeros, sólo ganará uno y será aquel que tenga las mejores piernas para esa carrera en concreto. Se ha puesto muy de moda por parte de algunos fabricantes de Smartphones vender aparatos con una CPU con muchos núcleos y placas base mejorables, de manera que la mitad de los núcleos de la CPU nunca funcionan a pleno rendimiento con el desperdicio de recursos que ello supone.

La Placa Base.

Vamos a centrarnos en la placa base como elemento que forma la estructura básica del ordenador. Se trata de una placa o tarjeta en la que se encuentra insertado un circuito impreso, o sea, conducciones eléctricas pegadas en su superficie, de manera que realiza la función de esqueleto y comunicación entre todos los elementos del ordenador. Esas conducciones son comparables a nuestras venas y arterías, de manera que ayuda a que la energía eléctrica se reparta de manera idónea por todo el ordenador y que llegue a todos los elementos.

Sobre una placa base, o también llamada “Madre” quedan insertados habitualmente los siguientes elementos:

  • Conectores de alimentación.
  • Zócalo de la CPU.
  • Ranuras para memoria RAM.
  • El chipset.
  • El reloj del sistema.
  • La CMOS o memoria del sistema.
  • La pila de la CMOS.
  • El BIOS.
  • Los Buses de Sistema entre los que se encuentran el Bus frontal o el HyperTransport y Quickpath, el Bus de memoria o el Bus de expansión, entre otros.
  • Los conectores de entrada y salida como pueden ser los de audio, para conectar una impresora, etc.
  • Los jumpers o puentes que son pequeños pines que sirven para configurar otros dispositivos.
  • Ranuras de expansión, para integrar más elementos dentro de la caja del ordenador.

Tanta palabra rara sacada del inglés cómo RAM, BIOS o jumpers puede hacer pensar que esto es muy complicado e inaccesible, pero que nadie se preocupe, porque voy a procurar explicarlo de manera que todo el mundo lo entienda que para eso he desmontado un ordenador entero.

Lo que debe quedar claro es que la Placa Base o Madre es el lugar dónde se apoya todo lo demás, es el esqueleto y el cuerpo al mismo tiempo y que sin ella la informática sería imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *