bios y firmware

El BIOS es algo muy exclusivo de los sistemas IBM-PC y se le denomina también ROM-BIOS o PC-BIOS. Se trata de un firmware de interfaz que se convierte de facto en el primer programa que se ejecuta cuando se enciende el ordenador. Su misión fundamental consiste en probar el funcionamiento del hardware del equipo y buscar y ejecutar el sistema operativo que pueda tener instalado el sistema. De alguna manera, es el nexo de unión entre el hardware y el software, ya que provee a ambos de las herramientas necesarias para que se puedan relacionar. Un firmware es un software que maneja físicamente el hardware, aunque en la actualidad se define como paquetes completos que pueden programar cualquier elemento para que funcione. Existe otro programa informático intermedio entre el BIOS y el Kernel que se denomina “Ensamblador” cuya función es traducir las órdenes que se puedan dar entre ambos, ya que normalmente utilizan lenguajes diferentes. Es muy parecida a la función de los traductores que se encuentran en las ruedas de prensa de muchos eventos deportivos o en algunos parlamentos, por ejemplo.

Esquema computacional clásico

Por lo tanto, todos los ordenadores tienen BIOS o Firmware, según su ámbito, pero, en ambos casos, su función es prácticamente la misma. Si algo define al BIOS es que debe estar apoyado sobre un tipo de memoria denominada ROM y que no se borra aunque se apague el sistema. Aún así se puede configurar para que funcione de diferentes maneras y con diferentes procedimientos. Para ello usa una interfaz de usuario más o menos completa que ayuda a realizar los cambios que sean necesarios, aunque suelen ser muy limitados a ciertos aspectos muy básicos. Suele ser un software muy seguro y estable, con lo mínimo indispensable para su funcionamiento. Se apoya en una memoria anexa sustentada por una pila como la que llevan muchos relojes de pulsera que ayuda a guardar los cambios en la configuración que se realice. Al mismo tiempo, esa pila también da sustento al reloj del sistema para que siga funcionando aún no teniendo tensión eléctrica, de manera que el equipo se reinicie de manera correcta aún pasando largas temporadas sin suministro.

También destacar que desde el reloj del sistema se puede realizar Overclocking, que consiste en aumentar la velocidad de reloj (o sea, la velocidad para procesar órdenes y peticiones) para que la CPU trabaje a mayor ritmo del recomendado por el fabricante. Se trata de una práctica habitual que si no se realiza con cuidado puede originar problemas y averías graves.

Para acceder a la interfaz gráfica del BIOS cada fabricante usa una manera diferente, pero siempre debe ser justo al arrancar el sistema, o sea, justo después de darle al botón de encendido. Lo más común suele ser usar la tecla Supr (suprimir), la tecla Esc (escape) o la tecla de función F2.

Firmware de Android

En dispositivos móviles el Firmware y su manipulación suele quedar oculto para los usuarios y se manipula a través de aplicaciones desde un ordenador con el dispositivo conectado a través de un cable, o manipulando su funcionamiento con acciones como hacer “Root”, que ayuda a dotar al aparato de acceso al Firmware para poder cambiar ciertas opciones. Esto es algo que no se aconseja hacer si no se tiene un mínimo de conocimientos de informática, ya que podemos dejar el dispositivo móvil como un bonito pisapapeles.

Aunque faltan muchos elementos por explicar, la estructura básica del ordenador ya lo está a grandes rasgos. Espero que no haya resultado demasiado complicado asimilar tanta palabra y ver tanto cable suelto. A partir del próximo artículo nos centraremos en los periféricos, comenzando por el disco duro, la tarjeta gráfica y la tarjeta de sonido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *